Avance: lo que necesita saber sobre la carrera de ruta masculina de élite en Flanders Worlds

Avance: lo que necesita saber sobre la carrera de ruta masculina de élite en Flanders Worlds


Más de cinco meses después del corazón de la temporada de Clásicos, las estrellas de las carreras de un día están de regreso en Flandes esta semana para intentar un título mundial. El Campeonato Mundial de Ruta UCI 2021 concluirá con la carrera de ruta masculina de élite el domingo.

Como siempre, la mayoría de los nombres más importantes del deporte estarán en la mezcla para competir por el maillot arcoíris, y este año, tendremos la oportunidad de verlos luchar por ese título en el corazón de las carreras de bicicletas que es Bélgica. El escenario está listo para un gran espectáculo.

Esto es lo que necesita saber antes de la carrera …

La ruta

La carrera de élite masculina en ruta en el Campeonato del Mundo cubre 268,3 km, comenzando en Amberes y terminando en Lovaina. La geografía del recorrido se entiende mejor acompañada de un mapa, porque la ruta salta entre dos circuitos varias veces.

Después de salir de Amberes, el pelotón se dirigirá al sur hacia Lovaina. Allí, los corredores darán una vuelta y media en un circuito del área de Lovaina, una vuelta en un circuito más grande al suroeste que los organizadores han llamado el circuito de Flandrien, cuatro vueltas más al circuito de Lovaina, una vuelta más al circuito de Flandrien y luego dos y media vueltas al circuito de Lovaina para cerrar las cosas.

Aunque “Flanders Worlds” puede traer a la mente el Tour de Flandes, el evento se dirige más al territorio de Brabantse Pijl. Una corriente constante de subidas muy cortas pero contundentes espera una vez que el grupo llega a Lovaina, y los ascensos se acumulan hasta un desnivel total de 2.562 metros. Ninguna de las subidas es tan difícil por sí sola, pero la mayoría podría ser una plataforma de lanzamiento para un atacante en solitario o un pequeño grupo que intenta escapar de un grupo cansado al final de la carrera.

El viaje final por el Smeysberg en el circuito de Flandrien podría ser un lugar interesante para una jugada de largo alcance, mientras que cualquiera de Sint-Antoniusberg (ascendió tres veces en la final), o Keizersberg, Decouxlan o Wijnpers sube (ascendió dos veces en la final) podía ver volar los ataques. Cualquiera que sea el tamaño del grupo líder al final, el final es un poco cuesta arriba, lo que agregará otro elemento de intriga en los momentos finales de la carrera.

Será interesante ver cómo afecta el clima a las carreras en Flandes. A partir del viernes, el pronóstico prevé lluvia por la mañana, y es probable que las cosas mejoren a medida que avanza el día, pero con viento en la tarde también.

Los favoritos

Si bien hay muchos ciclistas que merecen el estatus de contendiente para la carrera de ruta masculina de élite en Flanders Worlds, debería ser una carrera bastante abierta sin ningún ciclista que disfrute del estado de probabilidades por delante del campo. La naturaleza del campo juega un papel importante allí. Dos días después, es difícil decir si esto se reducirá a un atacante en solitario, un grupo pequeño o incluso un sprint reducido. Además, esta es una carrera del Mundial, lo que significa que los equipos nacionales de diferentes tamaños tendrán la tarea de mantener las cosas bajo control, y eso puede hacer que las cosas sean impredecibles, como vimos en los Juegos Olímpicos de Tokio. En otras palabras, hay muchos nombres en juego como posibles ganadores aquí.

El que más destaca es Wout Van Aert, que encabeza un equipo local fuerte. El gran motor de Van Aert, las fuertes piernas de escalada y la patada final de élite lo convierten en un posible ganador en prácticamente cualquier escenario, y mostró su fuerte forma con un impresionante Tour de Gran Bretaña y un segundo lugar en la contrarreloj individual en Worlds. el domingo pasado. Los aficionados belgas tienen motivos para ser optimistas con un corredor que ha ganado Milán-San Remo, la Amstel Gold Race, Gent-Wevelgem y Strade Bianche liderando el camino en un recorrido como este.

Wout van Aert (Jumbo-Visma) acelera hacia su cuarta victoria de la semana en la etapa 8 del Tour de Gran Bretaña, arrebatando el título general en la undécima hora.

Además, los belgas tienen un poco más de potencia de fuego de equipo que en Tokio para perseguir movimientos tardíos o incluso intentar algo propio. Remco Evenepoel, Jasper Stuyven, y Yves Lampaert serán excelentes tenientes y posiblemente cartas adicionales para jugar con el equipo.

El rival de toda la vida de Van Aert Mathieu van der Poel (Holanda) es otro contendiente obvio. El curso también le conviene, y el mayor signo de interrogación es su salud después de haber lidiado con problemas de espalda durante algún tiempo. Dicho esto, ganó el Antwerp Port Epic a principios de este mes, y es Mathieu van der Poel, por lo que no sería tan sorprendente verlo volando. Si bien tiene un final rápido propio, Van der Poel puede ser el más adecuado para realizar un ataque tardío, así que esté atento al holandés en las subidas tardías.

El campeón defensor, Julian Alaphilippe (Francia), probablemente hubiera preferido un recorrido más duro, pero si hace un gran esfuerzo en una de las últimas subidas, podría escapar. Ganó el Brabante Pijl el año pasado en un terreno similar, y los buenos resultados en el Bretagne Classic y el Tour de Gran Bretaña sugieren que está en buena forma.

Julian Alaphilippe en camino a la victoria en el Mundial de 2020.

Benoît Cosnefroy le dará a Francia una sólida segunda opción, con Arnaud Démare también en la asistencia, con la esperanza de aguantar en caso de que esto se reduzca a un sprint más grande.

Sonny Colbrelli encabeza el equipo italiano, y llega a la carrera en una forma fantástica después de ganar el Benelux Tour, el título europeo de ruta y el Memorial Marco Pantani. Las victorias de más alto perfil han eludido al extremadamente talentoso Colbrelli hasta ahora en su carrera, pero este Mundial le sienta perfecto. No le importa un día difícil en la bicicleta seguido de un sprint reducido, y hay muchas posibilidades de que esa sea la forma en que se desarrolle esta carrera. Su compañero de equipo Matteo Trentin lo convierte en una excelente opción de respaldo para Italia.

Los daneses tienen quizás la escuadra más interesante de esta carrera. A mi modo de ver, no hay menos de cuatro posibles ganadores en la alineación de Dinamarca, con el ganador del Tour de Flandes Kasper Asgreen liderando el camino. Asgreen lució bien en el Worlds TT, terminando cuarto, a solo dos segundos del podio. Michael Valgren y Magnus Cort ambos han mostrado su forma con victorias recientes también, y Mads Pedersen es, por supuesto, un ex campeón mundial que prospera en terrenos clásicos. Si los cuatro se sienten bien, Dinamarca podría intentar hacer o entrar en movimientos con Valgren, Cort y Asgreen, y mirar a Pedersen si las cosas terminan en un sprint más grande. Fuera de los belgas con el máximo favorito antes de la carrera, los daneses parecen ser el equipo con más probabilidades de llevarse a casa el título mundial, de una forma u otra.

Eslovenia también tiene un equipo intrigante con tres grandes nombres que intentarán alejarse del pelotón y evitar un sprint. Matej Mohoric, quien tiene un historial de prosperar en este terreno en la carrera ahora conocida como Benelux Tour, ha disfrutado de un gran año, tomando dos etapas del Tour de Francia junto con algunos otros grandes resultados. Y luego, por supuesto, hay Tadej Pogačar y Primož Roglič, que son mejores corredores de un día de lo que estamos acostumbrados a ver en los campeones del Grand Tour en estos días.

Tadej Pogačar y Primož Roglič en acción en el País Vasco de Itzulia.

En todo caso, los eslovenos al menos tienen la potencia de fuego para hacer de esta una carrera interesante.

Hace cuatro años, Peter Sagan (Eslovaquia) probablemente habría sido el favorito número uno para esta carrera, pero ha pasado algún tiempo desde que mostró el tipo de dominio que lo convirtió en un contendiente tan fuerte en todo el calendario. Aún así, solo tiene 31 años, y si está en forma, ciertamente tiene las herramientas y la experiencia para estar en la mezcla. Michael Matthews (Australia) es otro piloto con la versatilidad y la experiencia para ser un contendiente. Al igual que Sagan, hubiera sido más un favorito hace unos años, pero todavía es un ciclista a seguir. Australia también tiene Caleb Ewan; Sería una sorpresa verlo aguantar hasta la final, pero si puede, obviamente sería un contendiente en un sprint.

Otros forasteros para vigilar incluyen Tom Pidcock, Ethan Hayter, y Mark Cavendish (Gran Bretaña), Marc Hirschi (Suiza), Alexander Kristoff (Noruega), y Michal Kwiatkowski (Polonia).

No tendremos que esperar mucho ahora para ver cómo se desarrolla todo. La batalla por el título mundial de ruta masculino de élite comienza el domingo a las 10:25 hora local, y en algún momento de esa noche, sabremos quién se ha ganado el derecho a usar las bandas del arco iris durante el próximo año.



Source link